Reading Paper Flowers 2017: Tren Nocturno a Lisboa de Pascal Mercier. 5/12

Este año se me ha hecho difícil mantener la misma “consistencia” que tuve el año pasado a estas fechas. Se me ha hecho terrible la simple idea de elegir qué viene ahora (Y para qué decir lo terrible que es pasar a una librería y darte cuenta de que no hay nada, NADA QUE TE MUEVA LAS TRIPAS y te pique leer con urgencia y desesperación). Aun así, pasa algo extraño: incluso cuando siento que he estado flotando en materia literaria, creo de todo corazón que “Tren Nocturno a Lisboa” se transformó en ese salvavidas que necesitaba para seguir.

Empecé con este libro en diciembre del 2016 y siento que tengo que leerlo despacio, disfrutar cada pedacito de historia y la nostalgia que me deja a cada rato…

Una mujer apoyada en la barandilla de un puente, una mañana en Berna, bajo una lluvia constante. Un libro, descubierto por azar, de un poeta portugués, Amadeu de Prado. Estos dos acontecimientos revolucionarán la vida del sabio y erudito profesor Raimund Gregorius. A mitad de una clase de latín, de repente se pone en pie y se marcha. Coge el primer tren nocturno a Lisboa, dándole la espalda a su existencia poco poética y sin saber qué le van a revelar la belleza de Lisboa y el libro de Amadeo. Fascinado por la manera profunda que tiene el texto de tratar el amor, la amistad, el coraje y la muerte, quiere saber quién era Amadeu de Prado: médico excepcional, poeta, militante comprometido con la Resistencia a Salazar, un orfebre de las palabras y un explorador de la vida. La búsqueda del escritor le lleva a conocer a personajes inolvidables que conocieron a Amadeu de Prado y a conocerse también a si mismo.

Algunas de las opiniones que aparecen publicadas (en la sección de Google Books) son bien precisas, aunque mucho pecan de simple. No le dan la verdadera emoción al libro:

“Un escritor excepcionalmente dotado”. Die Welt”Una aventura literaria cautivadora”. Der Spiegel”Este libro es un verdadero best-seller”. Handelsblatt”Pascal Mercier crea a Amadeu Prado para ser una leyenda, un héroe literario cuyo único objetivo es retar al mismo autor; así es como consigue emparentarlo con Fernando Pessoa”. Nouvel observateur”El relato impresionante y minuciosamente orquestado de la búsqueda de Gregorius, una búsqueda del alma más que de la identidad. Un libro grave y bello de iniciación a la vida interior pero también de iniciación al mundo y a la historia. Tren nocturno a Lisboa avanza al ritmo de una interrogación siempre retomada, nunca cerrada en ella misma”.

Como mucho de los libros que he conocido sin querer, ha sido por la adaptación cinematográfica, en este caso a manos  del cineasta Bille August, no fue aprobada por la crítica en el festival, e incluso hubo leves abucheos al director en un evento público.

“Cuando leí la novela tuve una sensación especial, como una especie de misterio que fue lo que intentamos atrapar en esta película”, contó el director. “Me encantan las historias en que desde el minuto uno la vida de alguien pega un vuelco y empieza de cero.” Eso es lo que le sucede a Raimund Gregorius (Irons) cuando cae en sus manos un libro del médico portugués Amadeu de Prado, a quien da vida el sobrino de Anjelica Huston, Jack Huston. Guiado por la curiosidad y la identificación personal, viaja a la capital portuguesa, donde poco a poco irá reconstruyendo la vida de este hombre brillante marcada por la dictadura de Antonio de Oliveira Salazar.

Aunque encuentro una pena que la adaptación cinematográfica protagonizada por Jeremy Irons y dirigida por Billie August (“La casa de los espíritus”), que era una de las producciones que se esperaban con expectativas en la Berlinale, decepcionara tras su estreno. (Fuente: Emol.com – http://www.emol.com/noticias/magazine/2013/02/13/583942/esperada-nueva-pelicula-de-jeremy-irons-decepciona-en-su-estreno-en-la-berlinale.html)

La revista  española Entrelineas.org escribió una transcripción de un podcast, que hablan un montón sobre el libro,además de poner e audio a disposición de descarga para quién quiera escuchar el original. Si tiene ganas de echarle un ojito y terminar de convencerse con éste libro, se lo recomiendo de todo corazón.

Descarga Podcast.mp3: Tren Nocturno a Lisboa en La Ciudad Blanca.

Personalmente, esta se transformo en una de esas historias que tengo que disfrutar de a poco, de esos libros que hay que leer solos y en silencio;  esta es de esas historias de las que necesito ver la versión cinematográfica cada cierto tiempo, para volver a caer en cuenta de ciertas cosas. Para volver a poner los pies sobre la tierra.

INFORMACIÓN BIBLIOGRÁFICA
Title Tren nocturno a Lisboa
Volume                               279 of Modernos y clásicos de El Aleph
Author Pascal Mercier
Publisher El Aleph Editores, 2008
ISBN 8476698070, 9788476698075
Length 525 pages
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Reading Paper Flowers 2017: Eat, Pray, Love, de Elizabeth Gilbert (4/12)

Hace un par de meses (Pucha, en febrero para ser exacta) me bajó el atacazo literario y escribí una reseña bastante general de tres libros en la otra cuenta. Y para ser sincera, de los tres, el último en leer fue Come, Reza Ama…incluso cuando fue el primero en mi lista para este año.

Me da mucha lata volver a pensar en una reseña más elaborada, pero pucha, es necesario cerrar el ciclo con este libro. Como les dije, Eat, Pray Love (COMER, REZAR, AMAR) de Elizabeth Gilbert fue el primer libro de esta lista y desafío para el 2017.

La imagen puede contener: 1 persona, de pie, cielo y exteriorNo es un libro nuevo, ni una historia que desconozca. De hecho llegué a el, como muchas gracias a la película del mismo nombre y protagonizada por Julia Roberts. Es la historia de Liz, una mujer que, cansada de la vida que ha escogido (o que ella misma se ha impuesto, o que le ha impuesto la sociedad, elijan una de ellas…) decide romper con todo: con su matrimonio, con su casa, con su vida, con su trabajo estable… y se va en busca de sí misma. Italia, India e Indonesia son los tres países que la autora decide visitar durante su particular año sabático. En cada una de ellas descubrirá una parte fundamental de la vida, algo que desde hacía tiempo se estaba perdiendo, que sentía le hacía falta. Cabe destacar que Liz no es otra que Elizabeth Gilbert, la autora del libro. Sí, se trata de un libro autobiográfico.
No hay texto alternativo automático disponible.En cada país, la autora relata un elemento diferente dentro de su propio aprendizaje; de su propia “absorción de lo que falta”. Italia, por un lado le da la oportunidad de re encantarse con su vida, de encontrarle un gustito diferente a las cosas (A través de la comida más rica del mundo, obvio), y de aprender a soltar aquellas cosas que nos atan (a través de los años de historia que la ciudad de Roma y sus ruinas abarcan). Definitivamente, no pudo iniciar mejor. La India por otro lado, cumple una función más interna: Liz aprende a perdonar, a perdonarse a si misma y a encontrar a Dios. Aquí, quiero dejar en claro que personalmente no me encuentro una persona religiosa, y que considero el concepto de Dios abierto a interpretaciones según el lector. Aquí no vengo a poner en tela de juicio la imagen de Dios, sino a tomar en cuenta la idea que la autora pone sobre el concepto del perdón. Finalmente, el viaje termina en Indonesia, es en donde se encuentra el (des)equilibrio necesario para
volverse a enamorar.

Encuentro que el libro dista mucho de ser una novela romántica (aún cuando tiene mucho contenido emotivo) o no podría ser catalogado como “autoayuda”. Simplemente relata las anécdotas vividas en un año, y el resultado de estas en la vida de una persona. Que de ahí podamos adaptar aquel aprendizaje a nuestra propia manera de ver las cosas es otro cuento, que vale la pena leer. Por otro lado, siento en el fondo de mi corazón que, si a ustedes les gustó la película tanto como a mi TIENE QUE DARSE EL TIEMPO DE LEER EL LIBRO. No por la eterna discusión ñoña de películas versus libros, sino que por el simple hecho de hacerse de la imagen completa de la historia. Su correspondiente adaptación cinematográfica deja hartos hilos sueltos dando vueltas por ahí.

HÁGAME CASO. No se va a arrepentir.

 

Llega un momento en la vida en el que no te queda más alternativa que aprender todo que tienes en frente; te transformas en una esponja y absorber todo lo que te encuentras. Llega un punto en el que no puedes andar haciéndote más la loca y hay que dar un paso adelante. Crecer, aunque físicamente me quedé pegada en el metro cincuenta. Madurar, porque al fin y al cabo no es un proceso exclusivo para las frutas. El problema empezó cuando recordé que una vez me dijeron una hueá que me quedó dando vueltas, y hasta el día de hoy me hace sentido: el que no aprende repite. Y aquí me vi, repitiendo mil cosas que ya había dado por terminadas.

Aprender. Absorber. Avanzar. Repetir.

Suena sencillo, pero uno es medio hueona a veces y se nos olvida reprogramar el cerebro para ese proceso. Pero el ser humano en general es precavido, y creo la magia necesaria para recordarnos el camino; esa magia muchas veces está guardada en los libros.

No es necesario tener mucha plata para hacer un viaje, ni seguir al pie de la letra las experiencias de otra persona. Pero créanme cuando les digo que uno puede agarrarse a este tipo de historias para iniciar cualquier tipo de “viaje” (a.k.a. “cambio”, “retiro espiritual” o como lo quiera llamar). Sea feliz, y use todo lo que sea necesario para ello.

Publicado en Libros, Reading Paper Flowers 2017, Referencias Literarias. | Deja un comentario

De viajes y otros panoramas: Lican Ray; Primera Parte.

NOTA MENTAL: Sé que tengo esta cuenta súper pendiente, porque he escrito la mayoría en Blogspot, pero a veces… sólo a veces me pongo al día y transcribo lo que corresponde en ambas cuentas. Hoy es el turno del texto del mes de marzo.

 

Quise hacer una pausa de los libros, no por haber dejado de leer ni por estar tirando pa’ la cola ( como se dice en buen Chileno); sino porque llevo exactamente once días de depresión post-vacaciones, y ya no sé qué hacer al respecto ¡No dejo de pensar en Lican Ray, hueón!


Hablo de ese ese tipo de vacaciones que tenían que ser una recarga de energías fuertes (y si, de alguna manera lo fueron), pero no de la manera que esperaba. Sin querer,los cinco días que duraron mis “vacaciones” se transformaron en una de esas situaciones extrañas que tiene la vida de quitarte de encima toda expectativa y mostrarte otras posibilidades… algo así como psicología inversa. Porque no voy a mentir, siento que volví a santiago más “cansada” de lo que me fui. Porque estas vacaciones se transformaron en una descarga inmensa, de esas descargas que te arrancan todo lo malo de adentro, y te sientes felizmente agotada.Y no puedo dejar de imaginar las posibilidades de volver lo más pronto posible.

Creo que fue amor a primera vista. Y eso que siempre escuché hablar maravillas del sur, creo que cualquier descripción se queda corta. Incluso sabiendo que queda muchísimo más por conocer, Lican Ray excedió cualquier posible expectativa.

Y ando como quinceañero que descubrió las “maravillas del porno” mirando, y remirando las fotos que saqué; buscando y rebuscando historias que me lleven de vuelta a esos días, y de todo, creo que me quedo con lo práctico, una breve historia de Lican Ray. que da la página “Turismo Chile”.

A pesar de que esta zona albergada inmensos bosques, con la llegada de los colonos se fueron razando y cortando, al punto que, para 1948, se había terminado con la principal riqueza maderera. Habiéndose agotado la entrada que derivaba de la explotación de la madera y retirada la empresa que le había dado vida al pueblo, éste comenzó a decaer y la gente a irse. Después de algunos años de estancamiento, se produjo un breve resurgimiento a raíz de un proyecto de creación de una empresa para la instalación de una Central Hidroeléctrica.
Licán Ray comenzó a surgir nuevamente y, en esta nueva fase de desarrollo, se creó un sector balneario que le dio el carácter turístico al pueblo. Según los censos, en 1960 se contaba con 68 viviendas, en 1970 con 533 y, en la actualidad, debe haber unas 700 viviendas aproximadamente. De ellas, más de las dos terceras partes son casas de veraneo, que sólo se ocupan durante la temporada estival (mediados de diciembre hasta principios de marzo). Aún cuando se reflejan diversos estilos arquitectónicos y varían por su tamaño y terminaciones, se puede afirmar que dominan ampliamente las casas de madera de un solo piso.

Aunque siendo bien sincera, si bien los datos prácticos sirven un montón, le quitan toda la magia al lugar. Siento que los datos tan contundentes sirven al común de los turistas, al viajero promedio que quiere acumular kilómetros recorridos y un par de fotos buenas al portafolio. Y es por eso que prefiero no darme tantas vueltas en clases de geografía y dejar esto como una introducción a medias.

Prefiero seguir con la hiperventicación que me dejó Coñaripe, y en particular el Lago Calafquén:

“Se ubica a 30 km. hacia el sur de Villarrica y a 17 km. de Panguipulli. Presenta una superficie aproximada de 120 km² y una altura de 2.000 mts. sobre el nivel del mar. Destaca por ser un lago angosto y largo, que alberga en sus riberas norte a los pueblos de Lican Ray, Coñaripe y Calafquén, con una gran oferta de cabañas y servicios turísticos de verano.”
En sus aguas yacen siete pequeñas islas, entre las que destacan Trailafquén, Balboa, Los Monos y Las Cuevas. Asimismo, cuenta con hermosas playas desiertas, ideales para pasar una tarde en familia y con tranquilidad.

Las condiciones del lago Calafquén permiten actividades como natación, navegación en yate, velerismo, esqui acuático y pesca con mosca, mientras sus alrededores pueden ser explorados en caminatas, cabalgatas o paseos en bicicleta.

Según la leyenda mapuche, la princesa Lican Ray huyó con su amado, un colono español, navegando a través de este lago. Mientras su pueblo la buscaba ellos se refugiaron en una de las islas y la machi que la cuidó desde niña, lanzó una maldición a cualquiera que intentara impedir ese amor: cualquiera que tocara la embarcación de la pareja sería convertido en isla.

Fue ahí, en ese punto en el que me quedé pegada por horas. Por las leyendas, las historias, las costumbres que sólo se pueden conocer de forma directa es porque quiero, NECESITO, volver. Encontrarme datos al azar, información tan parca, que queda corta para lo bonito que es ese lugar, para lo bonito que se siente estar en ese lugar.

 

NOTA MENTAL
Quedan pendientes un par de cosas por contar:
– Cómo fue que di a parar en Lican Ray.

– Qué lugares alcancé a conocer.

– Qué comida me trastornó.

– Qué libro me acompañó(obviamente).

Y con ese último punto cerrar lo que sería un marzo, súper trastornado, tratando de alargar lo que más se pueda esa primera semana del mes. Porque para qué andamos con cosas, fue una de las mejores semanas de la vida.

Publicado en Bonus Track, Reading Paper Flowers 2017, Referencias Literarias., Sin categoría | Deja un comentario

Pack Veraniego 2017: Eat, Pray, Love + Tracking (I y II) #ReadingPaperFlowers2017

Llega un momento en la vida en el que no te queda más alternativa que aprender todo que tienes en frente; te transformas en una esponja y absorber todo lo que te encuentras. Llega un punto en el que no puedes andar haciéndote más la loca y hay que dar un paso adelante. Crecer, aunque físicamente me quedé pegada en el metro cincuenta. Madurar, porque al fin y al cabo no es un proceso exclusivo para las frutas. El problema empezó cuando recordé que una vez me dijeron una hueá que me quedó dando vueltas, y hasta el día de hoy me hace sentido: el que no aprende repite. Y aquí me vi, repitiendo mil cosas que ya había dado por terminadas.

Aprender. Absorber. Avanzar. Repetir.

Suena sencillo, pero uno es medio hueona a veces y se nos olvida reprogramar el cerebro para ese proceso. Pero el ser humano en general es precavido, y creo la magia necesaria para recordarnos el camino; esa magia muchas veces está guardada en los libros.

Inicié este año con tres libros que encontré simplemente mágicos. Si, voy a repetir mucho esa palabra en esta reseña, pero quiero que quede clara mi postura. Y quiero que quede claro que no me refiero a la magia que vemos en Hogwarts o en la Tierra Media; hablo de esa magia que te encuentras en lo cotidiano y real. En las cosas que sabes que están ahí, al alcance de la mano.

¿Por qué hablar de tres libros a la vez? ¿Por qué no darse el tiempo de recomendar cada libro de manera individual y no enredarse tanto en el trayecto? Pasa que estos tres libros me cayeron encima tan de repente que se me hizo casi imposible no tomarlos como un conjunto… Así que vamos despacio y con calma.

Eat, Pray Love (COMER, REZAR, AMAR) de Elizabeth Gilbert es el primer libro de esta lista y desafío para el 2017.

Eat_Pray_Love_Intl_M-011_DF-03466.JPG

No es un libro nuevo, ni una historia que desconozca. De hecho llegué a el, como muchas gracias a la película del mismo nombre y protagonizada por Julia Roberts. Es la historia de Liz, una mujer que, cansada de la vida que ha escogido (o que ella misma se ha impuesto, o que le ha impuesto la sociedad, elijan una de ellas…) decide romper con todo: con su matrimonio, con su casa, con su vida, con su trabajo estable… y se va en busca de sí misma. Italia, India e Indonesia son los tres países que la autora decide visitar durante su particular año sabático. En cada una de ellas descubrirá una parte fundamental de la vida, algo que desde hacía tiempo se estaba perdiendo, que sentía le hacía falta. Cabe destacar que Liz no es otra que Elizabeth Gilbert, la autora del libro. Sí, se trata de un libro autobiográfico.
En cada país, la autora relata un elemento diferente dentro de su propio aprendizaje; de su propia “absorción de lo que falta”. Italia, por un lado le da la oportunidad de re encantarse con su vida, de encontrarle un gustito diferente a las cosas (A través de la comida más rica del mundo, obvio), y de aprender a soltar aquellas cosas que nos atan (a través de los años de historia que la ciudad de Roma y sus ruinas abarcan). Definitivamente, no pudo iniciar mejor. La India por otro lado, cumple una función más interna: Liz aprende a perdonar, a perdonarse a si misma y a encontrar a Dios. Aquí, quiero dejar en claro que personalmente no me encuentro una persona religiosa, y que considero el concepto de Dios abierto a interpretaciones según el lector. Aquí no vengo a poner en tela de juicio la imagen de Dios, sino a tomar en cuenta la idea que la autora pone sobre el concepto del perdón. Finalmente, el viaje termina en Indonesia, es en donde se encuentra el (des)equilibrio necesario para  volverse a enamorar.

Encuentro que el libro dista mucho de ser una novela romántica (aún cuando tiene mucho contenido emotivo) o no podría ser catalogado como “autoayuda”. Simplemente relata las anécdotas vividas en un año, y el resultado de estas en la vida de una persona. Que de ahí podamos adaptar aquel aprendizaje a nuestra propia manera de ver las cosas es otro cuento, que vale la pena leer.

Tracking y Tracking 2 por Gonzalo Frías es el segundo pack de libros con los que me tiré este año. Incluso cuando todavía no empiezo con el segundo, encuentro que no pueden ir separados.

Para el primero, Goodreads.com da la siguiente descripción:

Tracking son las historias personales de Gonzalo Frías, el realizador de Séptimo Vicio, programa sobre cine que lleva más de 15 años al aire por la señal de TV del canal Vía X.
Tracking es una extraordinaria memoria sobre el amor por la familia y el cine, en que el autor recurre a lo más desgarrador y entrañable de su historia personal para entregar con brutal honestidad visiones sobre padres, familia y amigos en el lugar en que nos definimos todos: la memoria.
Narrado de una forma muy entretenida, te muestra a los personajes de su vida de una forma muy íntima.
Disfrutar del mundo del cine de a través de las emociones es la propuesta e invitación que nos entrega Tracking, explorando en las películas en escenas, diálogos o bandas sonoras se intenta darle explicación a acontecimientos de la vida diaria reinterpretadas desde la apreciación de un niño. Enlazando acontecimientos muy personales y familiares con títulos como E.T., Star Wars, Bambi, Gonzalo busca instaurar la conexión con el lector invitándolo a recorrer su propia vida a través de las películas.
Tracking plasma la personalidad de las distintas personas que han influido en su vida mostrando momentos difíciles y crudos logrando una atmósfera muy íntima y emotiva con el lector.

Muchas personas coinciden en dicha plataforma en la honestidad, lo tangible y real que el libro se hace. No hay forma de no sentirse identificado con alguna frase, anécdota o alguna de las películas que Gonzalo menciona. Y es mucho más “a la vena” cuando te das cuenta que en persona,sigue siendo el mismo que vez en 7mo Vicio, o el mismo que leíste en un poco más de 160 páginas.

Este es uno de esos libros que uno se encuentra en el momento justo, y te llega a las tripas de la forma más precisa posible. Más allá de la foto, o el autógrafo, me quedo con ese nudo en la garganta que el Pelao Pi me dejo con sus libros. Muchas gracias, Gonzalo. Te luciste.

Me pasa con Tracking 2 que le tengo mucho respeto. Todas las ganas de leer, pero respeto. Porque si ya me emocionó leer el primero… éste me mató con una simple cita en la descripción.

“- Mamá
– Gonzalo
– Mamá, mamá, mamá.
– Deja de decir ‘mamá’ como si me hubieras perdido. Aquí estoy. Nunca me fui.”
Cuando Gonzalo Frías escribe, pareciera hacerlo desde el cementerio con una pala. Tracking 2, es el segundo intento del autor por recobrar con ayuda de su imaginación aquello perdido a lo largo de los años. Amistad, familia, películas, libros, amigos y lugares, todos aparecen y reviven cuando se enfrentan a la escritura honesta y desgarradora de quien pone sobre la balanza a sí mismo y a los otros.
“Todos tenemos cadáveres en el armario y luces en la memoria”, escribe Frías. El presente libro es eso. Sincero e íntimo. Ficción y realidad. Nueve relatos que recorren una vida y sus recuerdos relacionados con la amistad y la familia.

Aprender, absorber, avanzar y repetir se convirtieron de alguna forma en mis palabras favoritas. En un ciclo que pretendo aplicar a partir de este año, a partir de mis 27 año. Y creo que no pude encontrar mejor fuente de aprendizaje inicial que estos tres libros. Eat, Pray, Love como una meta a futuro: ese punto rojo al centro del objetivo, ese al que apuntas la flecha. Tracking, como ese impulso que te dan los recuerdos. Las hojas de cada libro como ese presente eterno que te permite avanzar, destacar y memorizar cada palabra ahí descrita.

Publicado en Libros, Reading Paper Flowers 2017, Referencias Literarias. | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Reading Paper Flowers Challenge 2017 (Desafíos de Lectura, 2017).-

Porque parte de cerrar un año, es prepararse para el próximo.
Y es por eso que preferí preparar con un mes y medio de anticipación de lo que sería el “Desafío de Lectura” del 2017.

En el #ReadingChallenge2016 la meta era conseguir leer 12 libros, Tomando en cuenta que más o menos lograría leer un libro al mes.

La idea en el #ReadingChallenge2017 es (personalmente) llegar a 15, aunque mantengo el número como una sugerencia. Al final la idea principal es que cada uno pueda poner su propio número de libros para el próximo año y participar del asunto, publiquen en el evento, o en la página My Field of Paper Flowers.- y entre todos compartimos un pedacito de felicidad escrita ♥

Hace un tiempo una amiga me mandó un reto de lectura anual y encontré que podría calzar perfecto con reto para el 2017. Y aunque sea una idea muy general, porque al final no nos limita a leer los mismos libros, si nos da un margen que nos permite seguir recomendando entre nosotros. La imagen fue tomada de El Huffpost.- quienes deben haber propuesto esta idea hace un tiempo…

reto-2017

#ElHuffPost #ReadingPaperFlowers2017

La idea está en desarrollo, paciencia. Y la invitación está hecha, siéntase libre de unirse o de rechazarla. Al final lo que vale es que, interesados o no, puedan correr la voz ¡Nos leemos!

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Pseudo Ex Libris, libretas y demases (Bonus Track) – Obsesión de diciembre

Pasa que me enamoré un poco. Enamorar es poco: me obsesioné con la idea de los planners, me re encanté con la idea de las agendas y los organizadores. Porque pa’qué andamos con cosas, harta falta queme hacía organizar un poquito mejor mi vida.

img_20161226_231132

Todo empezó (como creo que le pasó a más de alguna) cuando estaba más chica y alucinaba con las agendas Pascualina (Sip, esas mismas que hace poco salió a flote que la autora o no sé qué, estaba metida hasta en Opus Dei. Pero no viene al caso). Ocupé la gran mayoría como diarios de vida, de los que me fui deshaciendo con el tiempo porque la vergüenza pudo más.
Eso si, me quedé con la maña de los stickers y la mala costumbre de escribir, pero como nunca las ocupé como organizadores propiamente tal, nunca fui constante con el asunto. Hasta febrero de este año. Cuando una muy buena amiga me devolvió el gustito por todo esto.

img_20161226_231144

Lo bueno de tener muy buenas amigas, es que todas tenemos la buena/mala costumbre de compartir nuestras obsesiones, e incluso pasa algunas que las vamos adaptando en cierta medida a las mañas y obsesiones propias (O por lo menos eso me pasa a mi, que voy agarrando cosas que me agradan del resto. Fucking Copy Cat). Y eso fue lo que me pasó a principios de este año, cuando Nicole Joan me habló de los planners, e incluso terminamos armando un bosquejo para mi.

Para este año me vi armando libretas hasta para el blog, y esta, Señores es la destinada para el asunto. No son los primeros (ni los mejores) arreglos hechos en una carpeta, pero créanme cuando les digo que no he podido parar. Como se logra ver en las imágenes, es una libreta súper simple, en líneas;en tamaño, no alcanza a ser la mitad de un cuaderno; adentro trae esa hoja/estuche negra y espiral doble. Sería.
Tuve la suerte de encontrarla en oferta, junto con unos washitapes (siiiiii, también caí en los washis) con los que me dio por agregar detalles muy huasos (porque todavía no me tiro a hacer parafernalias). Lo que si, encontré un propósito para esas cartulinas de doble cara que tengo guardadas hace miles de años, y me dio por armar sobres para agregar a todo.

img_20161226_231230

El propósito de todo esto era, contar que me obsesioné con la idea de planificar ciertas cosas para el próximo año, y una de ellas es el desafío de lectura, del que empecé a sacar ideas hace un rato, pero por falta de internet y ánimos, volví a armaren papel. Sé que no estoy inventando la rueda con esto, pero es extrañamente satisfactorio volver a reencontrarse con cosas que te movían cuando chica, y ver que hay tanta cosa que me hubiese gustado aprender a usar mucho antes.

Hay momentos en los que tanta tecnología, tanto acceso a nuevas cosas que terminan saturando un poco. Y aun
que rondan un millón de ideas, stickers, inserts y gente con más creatividad para esto, créanme cuando les digo que hay ciertas mañas viejas que dan gusto volver a tomar.

img_20161226_231208

Notas e ideas random:

– Échenle un ojo a ésta página, encontré un montón de ideas para imprimir que saqué para otras libretas, incluso para armar agendas completas.

– En Pinterest también encontré varias ideas para “Library Pockets ” o bolsillos de biblioteca, q
que al final son bolsillitos que se pueden ir armando a la pinta de uno, y después añadir entremedio de las libretas y ser feliz.

Muero en hiperventilación.

 

Publicado en Planners, Sin categoría | Etiquetado , , , | Deja un comentario

NOVIEMBRE 2016 – Raven Boys II: Saqueadores de Sueños #ReadingChallenge2016

Nota: Tengo que aclarar que esta reseña corresponde al mes de Noviembre en el blogger. Pero me cansé de intentar hacer la importación como correspondía porque el proceso nunca funcionó

Como parte del desafío de lectura auto impuesto a principios de año, la segunda entrega de la saga de “Raven Boys, Saqueadores de Sueños” pasa a ser aquel libro que anhelaste con todas tus fuerzas, pero que alargaste eternamente, por el simple hecho de no querer que se termine jamás.

Aclaro que el libro lo compré en febrero, lo comencé a leer en abril o mayo, y recién hace una semana atrás llegué a su final. Eternos nueve meses, que se convirtieron en todo un parto literario, con todas esas complicaciones e interrupciones que se les pueda ocurrir, pero que al final de cuentas tenía que pasar.

14040153_10210591635006766_7552308149912129694_n

De lleno a los datos concretos:

Título: The Raven Boys II: Los saqueadores de Sueños
Título original: The Dream Thieves
Saga: #2 (Previo a El Tercer Durmiente”)
Autor: Maggie Stiefvater
Editorial: SM
Páginas: 496

Sinopsis:
Todo el mundo tiene secretos. Los guardamos o nos los guardan, los controlamos o escapan a nuestro control. Ronan Lynch también. El gran secreto de Ronan es que puede coger cosas de los sueños y traerlas al mundo real. Lo malo es que hay alguien más que desea esas mismas cosas. Alguien cuyas intenciones son más siniestras. Y mientras tanto, las líneas ley que rodean Cabeswater se están debilitando. Glendower es un sueño cada vez más lejano, y Gansey no está dispuesto a permanecer indiferente.

14716244_10211203131493796_5695774175441768503_n

Cómo llegué a este libro: A diferencia del primero (el cual compré muy al ojo a mediados del año pasado), a este lo busqué intencionalmente después de leer el primero, llegar al final con ataque de histeria y descubrir que tenía continuación. En febrero de este año, lo compré en la Librería Antártica (Mall Plaza Oeste) porque no estaba llegando a ninguna otra tienda.

Opinión Personal: Como ya mencioné en un comienzo, Saqueadores de Sueños es un libro que quería leer desesperadamente desde el término de su antecesor. puede que en algunas tiendas no fuese tan conocido como otras sagas de la autora, Maggie Stiefvater, y pasa que me ofrecieron en más de una ocasión otros títulos… y al final terminaba retirándome indignada (Alharaqueo detected).

tumblr_nmj1i6ahuh1tr3rbso1_1280
La saga de por si trata temas como la adivinación, el ocultismo, en un contexto bien adolescente (y americano porque, duh! la historia está ambientada en Henrietta, ciudad ubicada en el estado de Texas E.E.U.U.). Y aunque en un comienzo el libro me dio la sensación de estar dirigido a un público juvenil (ergo, adolescentes) no me dejó esa primera impresión extraña que otros libros y otras historias me dejan. Me sentí fuera de mi zona de confort literario (porque seamos sinceros, a veces me siento anciana cuando de gustos se trata. O por lo menos no tan “popularsh”).

Saqueadores de Sueños, a diferencia de La Profecía del Cuervo, se enfoca mucho más en uno de sus personajes, Ronan Lynch, quien da el pie al título de ésta historia con su capacidad de robar elementos de sus sueños. Si bien la historia en general va desglosando diferentes elementos de todos sus personajes, las conexiones entre ellos, incluye nuevos personajes que dan sentido a la secuencia de hechos… sigue siendo Ronan quien se roba la película (digo… la historia) con su maña de robar sueños. Uno termina entendiendo mucho más la personalidad medio desquiciada de éste personaje de 17 años, que no se despega de su cuervo, y que no puede volver a poner un pie en la que fue la casa de sus padres después de la muerte de su progenitor.
A lo mejor, el libro no me dejó la misma emoción que el primero (lo encontré más lento y desconectado de la historia inicial) si me dejó más al día con ciertos detalles que (espero) enganchen con la historia que viene después.

11863220_10207531637988753_5939271635529431794_n

Publicado en Libros, RavenBoys, Reading Chalenge 2016 | Etiquetado , , | Deja un comentario